Casi todos los hombres sienten o han sentido algún tipo de ansiedad en algún momento de sus vidas por el tamaño o aspecto de su pene.
Generalmente, las inquietudes de esta naturaleza suelen evaporarse, sin embargo, unos hombres permanecen con estos inconvenientes.
De hecho, algunos de ellos evitan tener sexo, además de dejar de practicar deportes y otras actividades en las que otros puedan ver su cuerpo completo. Por esto algunos hombres consideran la cirugía de alargamiento de pene como una opción.

Preguntas frecuentes

Si bien los resultados dependen de cada caso, el tamaño y la circunferencia del pene de los pacientes experimentarán variaciones inmediatas con la faloplastia o cirugía para alargamiento y/o engrosamiento del pene. Además de los resultados evidentes y clínicamente comprobados, este procedimiento también ofrece una recuperación relativamente rápida y un malestar moderado.

Por lo general, se recomienda una faloplastia a los pacientes que cuentan con una longitud de menos de 4 cm en reposo o de 7 cm erecto.
Sin embargo, en algunos casos también es considerable esta intervención si el paciente considera que su pene no tiene el largo suficiente para penetrar.

Esta intervención se realiza con anestesia local, además de sedación y dura aproximadamente una hora y es un procedimiento ambulatorio.
La Faloplastia o cirugía de alargamiento de pene es la única solución médica permanente para aumentar el tamaño del miembro masculino, ya que con este procedimiento dicho órgano puede crecer hasta más de una pulgada. En el procedimiento, el cirujano corta los ligamentos que sostienen el pene en su posición habitual, permitiendo que este descienda. Para que, posteriormente, por medio del uso de pesas especiales o de dispositivos de estiramiento se pueda lograr un cambio permanente en el tamaño del miembro.
Otra técnica quirúrgica se realiza por medio de un implante dérmico alrededor del pene para engrosarlo. Por otra parte, la circunferencia y la longitud se pueden aumentar también mediante el trasplante de grasa de otras partes del cuerpo. Sin embargo, a medida que el tamaño de la cabeza del pene no se puede aumentar, los resultados son limitados para no generar una forma anatómica extraña en el miembro.

La duración del procedimiento depende del caso en particular, pero suele tomar un promedio de una hora.

Al igual que con cualquier tipo de cirugía hay una serie de riesgos potenciales, tanto psicológicos como físicos. Los resultados de la cirugía de alargamiento de pene pueden no satisfacer a todos los pacientes, al no encontrar la mejoría esperada en el tamaño de su miembro.
El paciente deberá reposar durante las primeras 24 horas y llevar su vida normal sin esfuerzo físico por dos semanas aproximadamente. También es fundamental evitar las relaciones sexuales por 3 semanas (luego de este tiempo, el paciente puede retomar su vida sexual habitual).

Sí. Los rellenos cumplen con todas las especificaciones de seguridad. Eventuales complicaciones tendrán que ver entonces, con la existencia de contraindicaciones, historial médico del paciente o la técnica de inyección empleada por parte de algunos especialistas.

Sangrado o hematoma, infección o absceso, dehiscencia o reapertura de la herida después de la cirugía, cicatriz hipertrófica o excesivamente visible, retraída o sobre elevada. Acumulación de líquido inflamatorio subcutáneo (seroma) que requiere extracción mediante punción. Lesión de uretra o cuerpos cavernosos. Inconformidad con la longitud final alcanzada o con el ancho final alcanzado en comparación con la expectativa del paciente.
Hinchazón y hematomas temporales.
Incomodidad leve, la cual puede extenderse por algunos días.
Raras reacciones de tipo alérgico.
Ninguno de estos efectos secundarios debe mantenerse a lo largo del tiempo. Si alguno permanece a largo plazo, consulte a su médico.

Si bien esto depende del deseo del paciente y sus condiciones físicas, hay porcentajes de agrandamiento que pueden resultar inviables. Objetivos viables de agrandamiento suelen estar entre un 20% y 80%. Sin embargo, se debe tener en cuenta que los resultados pueden variar de acuerdo a las condiciones físicas de cada paciente.

No hay un tiempo de quietud total, por lo que el paciente podrá volver a su rutina habitual después de pasar por el procedimiento. Sin embargo, hay un período mínimo de recuperación de siete días, en el cual hay que limitar al máximo algunas actividades, como por ejemplo las relaciones sexuales y la masturbación. Por otro lado, se recomienda retomar la práctica de deportes de contacto o de una rutina física intensa, de modo gradual y solo luego de algunas semanas, si los resultados de la faloplastia lo permiten.

Hombres adultos que ya hayan finalizado su proceso de desarrollo.
Hombres activos y en forma física óptima.
Hombres con hábitos alimenticios saludables.
Hombres con buena salud mental.

¿Quién NO es un candidato adecuado para realizarse esta cirugía?
Hombres con condiciones médicas preexistentes o mala salud.
Hombres con marcas de trauma y estrés emocional.
Hombres con expectativas poco realistas.
Hombres (o sus familiares) que hayan luchado con cicatrices queloides.

¿Qué contraindicaciones tiene una faloplastia?
No esta indicado realizar una faloplastia en pacientes con patologías autoinmunes o fibromialgia. Patología o antecedente trombótico. Infección bacteriana o fúngica (hongos) en la piel, anemia aguda o crónica, desnutrición de cualquier tipo, obesidad tipo II (IMC >30) y en adelante. Pacientes con consumo importante de cigarrillo (más de un paquete en quince días) u otras drogas alucinógenas. Pacientes con malformaciones congénitas del pene o glande (hipo o epispadias), amputaciones completas o parciales de origen traumático o secuelas. Finalmente incontinencia urinaria.

Hombres con condiciones médicas preexistentes o mala salud.
Hombres con marcas de trauma y estrés emocional.
Hombres con expectativas poco realistas.
Hombres (o sus familiares) que hayan luchado con cicatrices queloides.

No esta indicado realizar una faloplastia en pacientes con patologías autoinmunes o fibromialgia. Patología o antecedente trombótico. Infección bacteriana o fúngica (hongos) en la piel, anemia aguda o crónica, desnutrición de cualquier tipo, obesidad tipo II (IMC >30) y en adelante. Pacientes con consumo importante de cigarrillo (más de un paquete en quince días) u otras drogas alucinógenas. Pacientes con malformaciones congénitas del pene o glande (hipo o epispadias), amputaciones completas o parciales de origen traumático o secuelas. Finalmente incontinencia urinaria.

El contenido que se encuentra en esta sección es únicamente informativo. Los resultados y recomendaciones del procedimiento Faloplastia, pueden ser diferentes de acuerdo a las condiciones físicas específicas de cada paciente y el seguimiento riguroso de las indicaciones del Dr. Edgar Quintero antes, durante y después de la cirugía.Todos los tiempos indicados en esta sección como duración del procedimiento, tiempo de recuperación, uso de fajas o medicamentos entre otros, puede variar de acuerdo a las condiciones de cada paciente.Recomendamos contactarnos para obtener información más detallada sobre resultados, duración, preparación, incapacidad, contraindicaciones y riesgos.Solo en la cita de valoración y luego de los exámenes médicos propios de la intervención es que se podrá entregar al paciente, información precisa sobre el procedimiento de Faloplastia, aplicada a su caso.El precio del procedimiento Faloplastia puede variar de acuerdo a las condiciones específicas del paciente. Solo en la cita de valoración, se podrán entregar los costos precisos de la cirugía o tratamiento.Todos los testimonios, videos y fotos de antes y después, corresponden a resultados y experiencias obtenidas en esos pacientes específicos. Los resultados de los tratamientos y/o procedimientos pueden variar en cada persona.